Restauración de la corona de nuestra Señora del Dulce Nombre

La corona de nuestra Señora del Dulce Nombre está siendo restaurada por el orfebre Juan Lozano Pérez de cara al próximo Viernes de Dolores, si bien todos los hermanos, devotos y cofrades en general podrán apreciar la misma a partir del viernes día 10 de marzo en una exposición del Círculo Mercantil.

Nuestra corona fue realizada en Orfebrería Domínguez por Jesús Domínguez Vázquez en el año 1963, realizándose en plata de ley sobredorada al mismo tiempo que se ejecutaba en dicho taller la corona de la Esperanza de Triana. Nuestro párroco -don José Antonio Pérez Domínguez de la Rasilla-  la adquiriría para nuestra Titular en el año 1969 estando basada precisamente en la corona de la Virgen de la Esperanza, pero con modificaciones en la iconografía de los rosetones, la cruz y el grabado del nombre de Dulce Nombre en la canastilla. Además, no podemos obviar que la corona fue enjoyada con alhajas, perlas y piedras donadas por los vecinos del barrio de Bellavista.

Tras la refundación de la Hermandad como Agrupación Parroquial, la corona se encontraba en pésimas condiciones habiéndose extraviado la mayoría de las joyas. No se encontraban las estrellas que remataban la pieza y el dorado estaba muy deteriorado. Por ello se realizó una intervención sobre la corona reponiendo 14 de las 16 estrellas originales, dorando la misma y añadiéndole piedras blancas y una azul en la cruz. Actualmente la corona se encuentra en mal estado, con pérdidas del dorado y con fallos estructurales. Debido a ello está siendo intervenida para la recuperación de su máxima figura siguiendo estos guiones:

  • Modificación constitutiva adaptando la corona al tamaño de la Virgen y subsanando los fallos estructurales.
  • Sustitución de los muelles de las estrellas realizándose en plata de ley.
  • Baño de oro de 24 quilates.
  • Sustitución de las piedras por otras de mejor calidad.